La cocina marroquí es conocida en todo el mundo por su exquisito sabor, su uso de especias aromáticas y su presentación visualmente impactante. Marruecos, situado en el norte de África, cuenta con una rica tradición culinaria que combina influencias bereberes, árabes y mediterráneas. En este artículo, te presentaré seis platos típicos de Marruecos que te harán viajar a través de los sabores y aromas de este hermoso país.

  1. Tajine: El tajine es uno de los platos más emblemáticos de Marruecos. Se trata de un guiso cocinado a fuego lento en una olla de barro llamada «tajine». Puede llevar carne de cordero, pollo o pescado, combinado con una variedad de verduras y especias como el comino, la cúrcuma y el jengibre. El resultado es un plato sabroso y tierno que se sirve con pan o couscous.
  2. Couscous: El couscous es un plato tradicional que se ha convertido en un símbolo de la cocina marroquí. Consiste en sémola de trigo cocida al vapor y acompañada de una mezcla de verduras, carne (generalmente cordero o pollo) y garbanzos. El couscous es una delicia suave y sabrosa, con una combinación de sabores y texturas que lo convierten en un plato imprescindible.
  3. Pastilla: La pastilla es un plato marroquí que combina lo dulce y lo salado de una manera única. Se trata de un pastel de hojaldre relleno de carne de pollo o paloma, almendras, cebolla caramelizada y una mezcla de especias como la canela y el comino. La pastilla se cubre con azúcar glas y canela, creando un contraste delicioso y sorprendente.
  4. Harira: La harira es una sopa tradicional marroquí que se sirve especialmente durante el mes sagrado del Ramadán. Está hecha de una base de tomate y lentejas, con carne (generalmente cordero), verduras, especias y hierbas aromáticas. La harira es una sopa nutritiva y reconfortante, perfecta para disfrutar en cualquier momento del año.
  5. Mechoui: El mechoui es un plato típico marroquí que consiste en un cordero asado a fuego lento durante horas hasta que la carne se vuelva tierna y jugosa. Se sazona con una mezcla de especias marroquíes, como el ras el hanout, y se sirve con pan y salsas. El mechoui es un plato festivo y de celebración, ideal para compartir con familiares y amigos.