La gastronomía de Kenia es una combinación de influencias africanas, árabes e indias, lo que la convierte en una experiencia culinaria diversa y emocionante. Con ingredientes frescos y sabores vibrantes, la comida keniana refleja la rica cultura y tradiciones del país. En este artículo, descubrirás cinco platos típicos de Kenia que no puedes dejar de probar.

  1. Ugali con sukuma wiki: El ugali es el plato nacional de Kenia y es una especie de papilla hecha de harina de maíz. Se sirve con sukuma wiki, un vegetal parecido a las espinacas cocinado con cebolla, tomate y especias. Es un plato básico pero nutritivo, y es la base de muchas comidas en Kenia. A menudo se acompaña con carne guisada o salsa de carne para agregar más sabor.
  2. Nyama Choma: Nyama Choma es un plato popular en Kenia y se trata de carne asada a la parrilla. La carne, generalmente de cabra, cordero o pollo, se sazona con especias y se asa lentamente sobre carbón o leña. Se sirve con ugali, ensalada fresca y una salsa picante llamada kachumbari. Nyama Choma es una delicia para los amantes de la carne y una parte fundamental de las comidas sociales en Kenia.
  3. Pilau: El pilau es un arroz condimentado que refleja la influencia árabe en la cocina de Kenia. Se prepara con arroz basmati, carne (como pollo o cordero), cebolla, ajo, jengibre y una mezcla de especias como el comino, la canela y el clavo de olor. El resultado es un plato fragante y sabroso que se sirve con guarniciones como yogur o salsa de tomate.
  4. Githeri: Githeri es un plato tradicional de la etnia Kikuyu en Kenia. Consiste en una mezcla de maíz y frijoles cocidos juntos. Se sazona con cebolla, tomate, ajo y especias. Es un plato sencillo pero nutritivo, y se puede comer solo o como acompañamiento de carne o verduras. Es muy popular en todo el país y representa una comida casera reconfortante.
  5. Mandazi: Los mandazi son una especie de donas africanas, similares a los beignets. Son masas fritas hechas con harina, azúcar, leche de coco y especias como el cardamomo. Se sirven calientes y se pueden disfrutar en el desayuno, como merienda o como postre. A menudo se acompañan de té chai caliente. Los mandazi son un verdadero placer dulce y una delicia para los amantes de los alimentos fritos.