La cocina eritrea, situada en el Cuerno de África, ofrece una variedad de platos exquisitos y sabores únicos. Con influencias de las tradiciones culinarias árabes y africanas, la gastronomía eritrea cautiva con sus aromas especiados y su presentación artística. En este artículo, te invitamos a descubrir seis platos típicos de la cocina eritrea que te sumergirán en una experiencia culinaria inolvidable.

  1. Injera:

Comenzamos nuestra lista con el plato más icónico de Eritrea, la injera. La injera es una especie de panqueque esponjoso y ligeramente agrio hecho de una masa fermentada de harina de tef, un cereal autóctono. Se utiliza como base para muchos platos eritreos, y su textura esponjosa y su sabor distintivo lo convierten en un acompañamiento imprescindible en la mesa eritrea.

  1. Zigni:

El Zigni es un plato tradicional eritreo de carne estofada en una salsa picante de berbere. La carne, generalmente de cordero o ternera, se cocina lentamente con cebolla, ajo, pasta de tomate y especias como el comino, la canela y el jengibre. El resultado es un guiso sabroso y picante que se sirve sobre injera. El Zigni refleja la riqueza de los sabores de la cocina eritrea.

  1. Doro Wat:

El Doro Wat es un guiso de pollo especiado y sabroso considerado uno de los platos más emblemáticos de Eritrea. El pollo se cocina lentamente en una mezcla de cebolla, ajo, jengibre, berbere y otras especias tradicionales. El Doro Wat se sirve con injera y a menudo se complementa con huevos duros. Es un plato que combina perfectamente los sabores intensos y la textura suave del pollo.

  1. Tibs:

El Tibs es un plato de carne salteada que puede prepararse con carne de res, cordero o pollo. La carne se corta en trozos pequeños y se saltea con cebolla, pimientos, ajo y especias. El resultado es una combinación de sabores intensos y jugosos. El Tibs se suele servir con injera o pan pita y es una opción popular en los restaurantes eritreos.

  1. Shiro:

El Shiro es un plato vegano y vegetariano muy popular en Eritrea. Está hecho a base de harina de legumbres, como garbanzos o lentejas, que se mezclan con cebolla, ajo, pasta de tomate y especias. El Shiro se cocina a fuego lento hasta obtener una consistencia espesa y se sirve con injera. Es una opción deliciosa y reconfortante para aquellos que prefieren una comida a base de vegetales.