La cocina egipcia es famosa por su rica historia y su variada mezcla de influencias de Oriente Medio y el Mediterráneo. Con ingredientes frescos y sabores distintivos, los platos típicos de Egipto deleitan los paladares de locales y visitantes por igual. En este artículo, te presentaremos seis platos icónicos de la gastronomía egipcia que no puedes dejar de probar. Prepárate para un viaje culinario a través de los sabores y aromas de Egipto.

  1. Kushari:

Comenzamos nuestra lista con el Kushari, un plato egipcio de origen multicultural que combina arroz, lentejas, pasta y salsa de tomate especiada. Esta deliciosa mezcla se sirve generalmente con cebolla frita crujiente y una salsa de ajo picante. El Kushari es un plato popular en Egipto debido a su sencillez y su capacidad para satisfacer el apetito.

  1. Ful Medames:

El Ful Medames es un plato emblemático de la cocina egipcia que se consume comúnmente en el desayuno. Está hecho a base de habas cocidas y aderezado con aceite de oliva, limón, ajo y especias. Se suele servir con pan pita caliente. Este plato nutritivo y sabroso es una excelente manera de comenzar el día en Egipto.

  1. Molokhia:

La Molokhia es una sopa espesa y verde hecha con hojas de la planta de Molokhia, conocida como jute en inglés. Esta verdura se cuece con ajo, cilantro, caldo de pollo y especias. La textura suave y el sabor único de la Molokhia la convierten en un plato muy apreciado en la cocina egipcia. Se suele servir sobre arroz con un poco de jugo de limón para realzar el sabor.

  1. Hawawshi:

El Hawawshi es un plato de carne picada envuelta en masa y horneada. Se prepara tradicionalmente con carne de res sazonada con cebolla, pimientos y especias. El relleno se coloca en una masa de pan fina y se hornea hasta que esté dorado y crujiente. El resultado es un sándwich delicioso y jugoso que es una opción popular en los puestos callejeros de Egipto.

  1. Kofta:

Las Koftas son albóndigas de carne especiadas y asadas que se encuentran en muchos países de Oriente Medio, y Egipto no es una excepción. Estas sabrosas bolas de carne se elaboran con una mezcla de carne de res o cordero picada, cebolla, ajo y especias como el comino y la pimienta de Jamaica. Las Koftas se suelen servir con arroz, ensalada y pan pita, y son una opción deliciosa para los amantes de la carne.