La cocina argelina es rica en sabores, especias y influencias culturales. Con una fusión de tradiciones bereberes, árabes y francesas, la gastronomía argelina ofrece una variedad de platos deliciosos y únicos. A continuación, presentamos seis platos típicos de comida en Argelia que te permitirán explorar su exquisita cocina.

  1. Couscous: El couscous es un plato emblemático de Argelia y de todo el norte de África. Consiste en granos de sémola al vapor, acompañados de una variedad de vegetales como zanahorias, calabazas, garbanzos y cebollas. Se sirve con carne de cordero, pollo o pescado, y se adereza con una salsa de tomate y especias. El couscous es una comida tradicional que se consume en ocasiones especiales y festividades.
  2. Tajine: El tajine es un guiso que se cocina en un recipiente de barro con forma cónica, llamado tajine. Se prepara con una combinación de carne (generalmente cordero o pollo), verduras, especias como el comino, la cúrcuma y el jengibre, y se cocina a fuego lento para que los sabores se mezclen y se intensifiquen. El tajine es un plato sabroso y reconfortante que se sirve con pan.
  3. Chakhchoukha: La chakhchoukha es un plato tradicional de Argelia que consiste en trozos de pan tradicional, conocido como kesra, remojados en un guiso a base de carne de cordero o pollo, verduras y especias. Se suele condimentar con salsa de tomate, ajo y comino. La chakhchoukha es una comida popular durante los festivales y celebraciones.
  4. Mechoui: El mechoui es un cordero asado lentamente en un horno de tierra, llamado mechoui, hasta que la carne esté tierna y jugosa. Se sazona con especias como el ajo, el comino y el pimentón, y se sirve con pan y acompañamientos como ensaladas y salsas. El mechoui es un plato tradicional que se consume en eventos especiales y reuniones familiares.
  5. Brik: El brik es un pastel relleno y crujiente que se puede encontrar en toda Argelia. Consiste en una masa de hojaldre rellena de ingredientes como huevo, atún, carne picada, cebolla y especias. Se fríe hasta que esté dorado y se sirve caliente como aperitivo o plato principal. El brik es sabroso y se puede personalizar con diferentes rellenos.