Lalibela es uno de los principales destinos turísticos de Etiopía y es famoso por sus iglesias talladas en roca, consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El sitio contiene 11 iglesias monolíticas que se construyeron en el siglo XII durante el reinado del rey Lalibela. Estas iglesias son únicas en su tipo, talladas en la roca en lugar de ser construidas con ladrillos o piedra, y cada una tiene una arquitectura y decoración distintas. Además de las iglesias, Lalibela también cuenta con otros lugares de interés turístico, como el mercado local, donde se pueden encontrar artesanías y productos locales, y las montañas que rodean la ciudad, que ofrecen excelentes oportunidades para practicar senderismo y trekking.