Tajine, un guiso tradicional marroquí cocinado lentamente en una olla de tajine:

Ingredientes:

  • 500 gramos de carne (puede ser de cordero, pollo o ternera), cortada en trozos
  • 2 cebollas grandes, picadas
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 2 zanahorias, peladas y cortadas en rodajas
  • 1 pimiento verde, cortado en trozos
  • 1 calabacín, cortado en trozos
  • 1 tomate grande, picado
  • 1/2 taza de aceitunas verdes (opcional)
  • 1/2 taza de pasas (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de jengibre molido
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 taza de caldo de pollo o agua
  • Perejil o cilantro fresco picado para decorar

Instrucciones:

  1. Calienta el aceite de oliva en la base de una olla de tajine o en una olla de fondo grueso a fuego medio. Agrega las cebollas picadas y el ajo, y cocina hasta que estén dorados y fragantes.
  2. Añade la carne a la olla y cocínala hasta que esté dorada por todos los lados.
  3. Agrega las especias: jengibre molido, comino molido, cúrcuma y canela en polvo. Mezcla bien para cubrir la carne con las especias.
  4. Agrega las zanahorias, el pimiento verde, el calabacín, el tomate, las aceitunas (si las estás usando) y las pasas (si las estás usando) a la olla. Mezcla todos los ingredientes.
  5. Vierte el caldo de pollo o el agua en la olla. La cantidad de líquido dependerá de qué tan espeso o líquido prefieras el guiso. Asegúrate de que los ingredientes estén cubiertos con líquido.
  6. Reduce el fuego a bajo, tapa la olla de tajine y cocina a fuego lento durante aproximadamente 1.5 a 2 horas, o hasta que la carne esté tierna y los sabores se hayan mezclado.
  7. Antes de servir, ajusta la sazón con sal y pimienta al gusto. Decora con perejil o cilantro fresco picado.