Ingredientes:

  • 2 tazas de frijoles rojos secos
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 tomates medianos, picados
  • 1 pimiento verde, picado
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1/2 cucharadita de chile en polvo (opcional, ajustar al gusto)
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Agua, según sea necesario
  • Perejil fresco o cilantro para decorar (opcional)

Instrucciones:

  1. Remojo de los frijoles: Lava los frijoles rojos secos y déjalos en remojo en agua fría durante al menos 6 horas o durante la noche. Esto ayudará a ablandar los frijoles y reducirá el tiempo de cocción.
  2. Cocinar los frijoles: Escurre los frijoles remojados y enjuágalos. Luego, colócalos en una olla grande y cúbrelos con agua fresca. Lleva el agua a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina los frijoles a fuego lento durante aproximadamente 1 a 1,5 horas, o hasta que estén tiernos y se puedan aplastar fácilmente con un tenedor. Agrega más agua durante la cocción si es necesario para mantener los frijoles cubiertos.
  3. Preparar el sofrito: Mientras los frijoles se cocinan, en una sartén aparte, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla picada y el ajo picado, y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  4. Agrega los tomates picados y el pimiento verde a la sartén, y cocínalos hasta que los tomates se ablanden y se forme una mezcla espesa.
  5. Añade las especias: Agrega el comino molido, el pimentón dulce, la cúrcuma en polvo y el chile en polvo (si lo deseas). Mezcla bien para combinar todos los sabores y cocina por unos minutos más.
  6. Combina los ingredientes: Agrega la mezcla de sofrito a la olla con los frijoles cocidos. Revuelve bien para combinar todos los ingredientes. Si es necesario, agrega un poco de agua para obtener la consistencia deseada para el guiso.
  7. Sazonar y cocinar a fuego lento: Agrega sal y pimienta al gusto. Cubre la olla y cocina a fuego lento durante unos 15-20 minutos, permitiendo que los sabores se mezclen y el guiso se espese ligeramente.
  8. Servir: Sirve el guiso de frijoles caliente, acompañado de arroz, pan o pap (papilla de maíz). Opcionalmente, decora con perejil fresco o cilantro picado.