Piri-piri, una salsa picante muy popular en Mozambique y en otras partes de África. Esta salsa se elabora principalmente con chiles picantes y especias, y es perfecta para condimentar carnes, aves o mariscos.

Ingredientes:

  • 10-12 chiles picantes (puedes usar chiles piri-piri, jalapeños u otros chiles picantes)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/4 de taza de vinagre blanco
  • 1/4 de taza de aceite vegetal

Instrucciones:

  1. Comienza preparando los chiles picantes. Puedes dejar las semillas si prefieres una salsa más picante, o bien, puedes quitar las semillas para reducir el nivel de picante. Lava los chiles y retira los tallos.
  2. En un procesador de alimentos o licuadora, agrega los chiles picantes y los dientes de ajo. Tritura los ingredientes hasta obtener una pasta espesa y homogénea.
  3. Transfiere la pasta de chiles y ajo a un recipiente.
  4. Agrega el pimentón dulce, el comino molido, el orégano seco y la sal a la pasta de chiles. Mezcla bien para que las especias se incorporen de manera uniforme.
  5. Añade el vinagre blanco a la mezcla y revuelve para combinar todos los ingredientes.
  6. Por último, incorpora el aceite vegetal y mezcla nuevamente hasta obtener una salsa suave y bien integrada.
  7. Transfiere la salsa Piri-piri a un frasco de vidrio esterilizado y guárdalo en el refrigerador. El sabor se intensificará con el tiempo, así que es recomendable dejar reposar la salsa durante al menos 24 horas antes de usarla.
  8. Utiliza la salsa Piri-piri para marinar carnes, aves o mariscos antes de cocinarlos a la parrilla, asarlos o freírlos. También puedes usarla como aderezo o condimento picante para agregar sabor a tus platos favoritos.