Ingredientes:

  • 2 tazas de arroz basmati
  • 500 gramos de carne de cordero, pollo o res (puedes elegir la que prefieras)
  • 1 cebolla grande, picada finamente
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 2 tomates, picados
  • 1 trozo de jengibre fresco (aproximadamente 2 cm), rallado
  • 2 cucharaditas de pasta de curry
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • 4 tazas de caldo de pollo o agua caliente
  • Sal al gusto
  • Aceite vegetal

Instrucciones:

  1. Lava el arroz basmati en agua fría hasta que el agua salga clara. Deja el arroz en remojo durante unos 30 minutos y luego escúrrelo.
  2. En una olla grande, calienta un poco de aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla picada y cocínala hasta que esté dorada.
  3. Añade los ajos picados y el jengibre rallado a la olla y sofríe durante unos minutos hasta que suelten su aroma.
  4. Agrega la pasta de curry, la cúrcuma, el comino y el cilantro molido a la olla. Mezcla bien todos los ingredientes y cocínalos durante un minuto para que las especias se calienten y liberen su sabor.
  5. Agrega la carne a la olla y cocínala hasta que esté dorada por todos lados.
  6. Añade los tomates picados y cocina por unos minutos hasta que se ablanden.
  7. Agrega el arroz basmati escurrido a la olla y mezcla todo junto con cuidado para que los granos de arroz se cubran con los sabores de la carne y las especias.
  8. Vierte el caldo de pollo caliente sobre la mezcla de arroz y carne. Añade sal al gusto y remueve suavemente.
  9. Reduce el fuego a bajo, tapa la olla y deja que el pilao hierva a fuego lento durante unos 15-20 minutos, o hasta que el arroz esté cocido y haya absorbido todo el líquido.
  10. Retira la olla del fuego y deja reposar el pilao durante unos minutos antes de servir.
  11. Sirve el pilao caliente y disfrútalo como plato principal o como guarnición.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de un delicioso pilao (camoras) casero. Espero que esta receta sea de tu agrado y que disfrutes preparándola. ¡Buen provecho!