Ingredientes:

  • Saltamontes frescos (aproximadamente 500 g)
  • Aceite vegetal (suficiente para freír)
  • Sal al gusto
  • Condimentos opcionales: pimienta, ajo en polvo, especias de tu elección

Pasos para preparar Nsenene:

1. Limpieza de los saltamontes:

  • Retira las patas y las alas de los saltamontes.
  • Lava los saltamontes en agua fría para eliminar cualquier suciedad o impureza.
  • Escúrrelos bien y sécalos con papel absorbente.

2. Sazonado de los saltamontes:

  • Coloca los saltamontes en un recipiente y sazónalos con sal al gusto.
  • Si lo deseas, añade otros condimentos como pimienta, ajo en polvo o tus especias favoritas. Mezcla bien para que los saltamontes se impregnen de los sabores.

3. Freír los saltamontes:

  • En una sartén grande, calienta suficiente aceite vegetal a fuego medio-alto.
  • Una vez que el aceite esté caliente, agrega los saltamontes sazonados en lotes pequeños, asegurándote de no amontonarlos.
  • Fríe los saltamontes durante aproximadamente 3-5 minutos, o hasta que estén crujientes y dorados.
  • Remueve los saltamontes fritos con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

4. Servir:

  • Sirve los Nsenene fritos en un plato y sírvelos como aperitivo o acompañamiento.
  • Puedes disfrutarlos solos o con salsas como ketchup, salsa picante o yogur de tu elección.