Mechoui, un plato tradicional de cordero asado lentamente, muy popular en la cocina de Marruecos y Argelia.

Ingredientes:

  • 1 cordero entero (aproximadamente 5-6 kg), preferiblemente lechal
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de comino molido
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 2 cucharadas de jengibre molido
  • 1 cucharada de cilantro molido
  • 1 cucharada de canela molida
  • Sal y pimienta al gusto
  • Jugo de 2 limones
  • Aceite de oliva

Instrucciones:

  1. Limpia y lava bien el cordero entero. Retira cualquier exceso de grasa.
  2. En un tazón grande, mezcla los ajos picados, el comino, el pimentón, el jengibre, el cilantro, la canela, la sal, la pimienta, el jugo de limón y un chorrito de aceite de oliva para hacer una marinada.
  3. Unta el cordero con la marinada, asegurándote de cubrirlo completamente. Masajea bien la marinada en la carne para que se impregne de sabor. Cubre el cordero con papel film y déjalo marinar en el refrigerador durante al menos 4 horas, preferiblemente durante la noche.
  4. Precalienta el horno a 180°C.
  5. Retira el cordero de la marinada y colócalo en una parrilla dentro de una bandeja para asar, con la piel hacia arriba.
  6. Cubre el cordero con papel de aluminio y ásalo en el horno precalentado durante aproximadamente 4-5 horas, o hasta que la carne esté tierna y se desprenda fácilmente del hueso.
  7. Cada hora, retira el papel de aluminio y rocía el cordero con los jugos que se hayan acumulado en la bandeja. Esto ayudará a mantenerlo jugoso y a dorar la piel.
  8. Una vez que el cordero esté cocido y dorado, retíralo del horno y déjalo reposar durante unos minutos antes de cortarlo en porciones más pequeñas.
  9. Sirve el Mechoui caliente, acompañado de couscous, pan o una ensalada fresca.