Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de harina de sémola (opcional)
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 tazas de agua tibia
  • 1/2 taza de yogur natural
  • Aceite vegetal (para cocinar)

Instrucciones:

  1. En un tazón grande, mezcla la harina de trigo, la harina de sémola (si la estás usando), la levadura en polvo y la sal.
  2. Agrega el agua tibia y el yogur natural al tazón. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa suave y sin grumos. Puedes utilizar una cuchara de madera o tus manos para mezclar.
  3. Cubre el tazón con un paño limpio y deja reposar la masa durante al menos una hora. Esto permitirá que la levadura haga su trabajo y la masa fermente.
  4. Pasado el tiempo de reposo, la masa debería haber aumentado su volumen y estar ligeramente burbujeante.
  5. Calienta una sartén antiadherente grande a fuego medio-alto y añade un poco de aceite vegetal para engrasarla ligeramente.
  6. Vierte aproximadamente 1/2 taza de masa en la sartén caliente. Extiende la masa con movimientos circulares para formar un círculo delgado y uniforme, similar a un crepe.
  7. Cocina el lahoh durante unos 2-3 minutos, o hasta que veas que se forman burbujas en la superficie y los bordes comienzan a dorarse.
  8. Voltea el lahoh con una espátula y cocínalo durante otros 2-3 minutos en el otro lado, hasta que esté completamente cocido y ligeramente dorado.
  9. Retira el lahoh de la sartén y repite el proceso con el resto de la masa, engrasando ligeramente la sartén antes de cada nueva porción.
  10. Apila los lahohs cocidos en un plato y cúbrelos con un paño limpio para mantenerlos calientes y suaves.
  11. Sirve el lahoh caliente acompañado de tus ingredientes favoritos, como hummus, salsa de yogur, verduras frescas, carne o cualquier otra guarnición de tu elección.