Injera, un pan plano y esponjoso muy popular en la cocina etíope:

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de teff (si no consigues teff, puedes usar una mezcla de harina de arroz y harina de trigo en partes iguales)
  • 1 taza de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 2 1/2 tazas de agua tibia
  • Sal al gusto

Instrucciones:

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina de teff, la harina de trigo, la levadura seca y la sal.
  2. Agrega el agua tibia gradualmente, mezclando bien para evitar grumos. La consistencia de la masa debe ser similar a la de un batido líquido. Si es necesario, ajusta la cantidad de agua.
  3. Cubre el recipiente con un paño limpio y deja reposar la masa durante al menos 12 horas a temperatura ambiente. Esto permitirá que la levadura fermente y la masa se vuelva más esponjosa.
  4. Pasado el tiempo de reposo, verás que se han formado burbujas en la superficie de la masa.
  5. Calienta una sartén grande o un tawa a fuego medio-alto. Asegúrate de que la sartén esté bien caliente antes de continuar.
  6. Vierte aproximadamente 1/4 de taza de masa en el centro de la sartén caliente y, rápidamente, gira la sartén en un movimiento circular para que la masa se extienda en forma de círculo delgado y grande. La masa se esparcirá por sí sola debido a su consistencia líquida.
  7. Cocina la injera durante unos 2-3 minutos, o hasta que la parte superior esté seca y se formen pequeños agujeros en la superficie. No es necesario voltearla, ya que se cocina solo de un lado.
  8. Retira la injera de la sartén y colócala en un plato o tabla de cortar. Repite el proceso con el resto de la masa hasta que se termine.
  9. Apila las injeras una encima de la otra para mantenerlas calientes y evitar que se sequen.
  10. Sirve la injera acompañada de platos etíopes tradicionales, como el Doro Wat (guiso de pollo) o Tibs (carne salteada). También puedes utilizarla para envolver y comer otros alimentos.