Ingredientes:

  • 2-3 manojos de hojas de espinaca o acelga (aproximadamente 500 gramos)
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 tomates medianos, picados
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 chile fresco, picado (opcional, para darle un poco de picante)
  • 1 taza de maní molido (cacahuates) o pasta de maní
  • 1 taza de caldo de verduras o agua
  • 1 cucharadita de aceite vegetal
  • Sal al gusto

Instrucciones:

  1. Lava bien las hojas de espinaca o acelga y retira los tallos duros. Pica las hojas en trozos pequeños.
  2. En una olla grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla picada y el ajo, y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  3. Agrega los tomates picados y el chile fresco (si lo estás utilizando) a la olla. Cocina durante unos minutos hasta que los tomates se ablanden y se mezclen bien con la cebolla y el ajo.
  4. Añade las hojas de espinaca o acelga picadas a la olla y revuélvelas para que se mezclen con los demás ingredientes. Cocina durante aproximadamente 5 minutos, hasta que las hojas se marchiten y reduzcan su tamaño.
  5. Agrega el maní molido o la pasta de maní a la olla y revuelve bien para combinarlo con los demás ingredientes.
  6. Vierte el caldo de verduras o el agua en la olla, asegurándote de cubrir bien todos los ingredientes. Revuelve nuevamente y lleva la mezcla a ebullición.
  7. Reduce el fuego a bajo y deja que el ifisashi hierva a fuego lento durante unos 20-30 minutos, revolviendo ocasionalmente para evitar que se pegue en el fondo de la olla. Durante la cocción, la salsa espesará y los sabores se fusionarán.
  8. Prueba el ifisashi y ajusta la sal según tu preferencia.
  9. Retira la olla del fuego y deja reposar el ifisashi durante unos minutos antes de servirlo.

El ifisashi se suele servir caliente como plato principal acompañado de nsima o arroz. También puede acompañarse con carne o pescado a la parrilla.