Fufu, una masa suave y esponjosa que se sirve como acompañamiento en muchos países de África Occidental:

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de yuca o harina de ñame
  • 2 tazas de harina de maíz (opcional, dependiendo de la variante de fufu que prefieras)
  • Agua

Instrucciones:

  1. En una olla grande, agrega agua y lleva a ebullición.
  2. Mientras el agua se calienta, mezcla la harina de yuca y la harina de maíz (si estás utilizando) en un tazón.
  3. Agrega agua a la mezcla de harina gradualmente mientras revuelves con una cuchara de madera o una espátula. Continúa añadiendo agua y revolviendo hasta obtener una masa suave y sin grumos. La consistencia de la masa debe ser espesa pero manejable.
  4. Una vez que el agua en la olla esté hirviendo, reduce el fuego a medio.
  5. Con una cuchara grande o una espátula, agrega la masa a la olla en porciones grandes.
  6. Cocina la masa en el agua caliente durante unos minutos, removiendo y aplastando la masa contra los lados de la olla con la cuchara o la espátula. Esto ayudará a cocinar y espesar la masa.
  7. Continúa removiendo y aplastando la masa hasta que esté completamente cocida y tenga una consistencia suave y pegajosa. El tiempo de cocción puede variar, pero generalmente toma alrededor de 10-15 minutos.
  8. Una vez que la masa esté cocida, retira la olla del fuego.
  9. Tradicionalmente, el fufu se come amasándolo con las manos limpias para formar bolas pequeñas. Moja tus manos con un poco de agua tibia para evitar que la masa se pegue a tus manos.
  10. Sirve el fufu caliente junto con sopas o estofados africanos, como Egusi Soup, Okra Soup o Goat Stew.

El fufu es un acompañamiento versátil que se puede disfrutar con una variedad de platos africanos. Su textura suave y pegajosa lo convierte en un complemento perfecto para sumergir en sopas y guisos. ¡Disfruta de tu delicioso fufu!