Emasi, un producto lácteo tradicional de Sudáfrica. El Emasi, también conocido como amasi o maas, es similar al yogur y se elabora a partir de leche fermentada. A continuación, encontrarás los pasos para prepararlo:

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera
  • 1/4 taza de yogur natural (como cultivo inicial)

Instrucciones:

  1. Calienta la leche en una olla grande a fuego medio-alto hasta que alcance una temperatura de alrededor de 43°C (110°F). Utiliza un termómetro para comprobar la temperatura. Esto ayudará a eliminar cualquier bacteria no deseada en la leche.
  2. Una vez alcanzada la temperatura deseada, retira la leche del fuego y deja que se enfríe hasta llegar a una temperatura de aproximadamente 37°C (98°F). Esta es la temperatura ideal para agregar el cultivo inicial de yogur.
  3. Agrega el yogur natural a la leche tibia y revuelve suavemente para mezclarlo bien. El yogur actuará como cultivo inicial y ayudará a fermentar la leche.
  4. Cubre la olla con una tapa o envuélvela en un paño limpio y colócala en un lugar cálido donde pueda fermentar sin ser molestada. Puedes usar un horno apagado o un lugar similar para mantener una temperatura constante.
  5. Deja que la leche fermente durante aproximadamente 8 a 24 horas, dependiendo de la consistencia y el sabor deseados. Cuanto más tiempo fermente, más ácido y espeso será el Emasi. Si prefieres un sabor más suave, puedes reducir el tiempo de fermentación.
  6. Una vez que haya pasado el tiempo de fermentación deseado, verifica la consistencia y el sabor del Emasi. Debería tener una textura similar a la del yogur y un sabor ligeramente ácido.
  7. Si deseas obtener un Emasi más suave y uniforme, puedes usar una batidora de mano o una licuadora para mezclarlo durante unos segundos.
  8. Transfiere el Emasi a recipientes limpios y herméticos, y guárdalos en el refrigerador para que se enfríen y se mantengan frescos.

El Emasi se puede disfrutar solo, como un yogur tradicional, o se puede utilizar en recetas y platos sudafricanos, como pap (papilla de maíz), salsas o aderezos. Es una opción deliciosa y nutritiva para incluir en tu dieta. ¡Disfruta de tu Emasi casero!