Ingredientes:

  • 200 gramos de polvo de raíz de orchid (disponible en tiendas africanas)
  • 1 taza de cacahuetes molidos
  • 1/2 taza de harina de maíz
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 tomates medianos, picados
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 chile fresco, picado (opcional, para darle un poco de picante)
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • Sal al gusto
  • Agua (para mezclar la masa)

Instrucciones:

  1. En un tazón grande, mezcla el polvo de raíz de orchid, los cacahuetes molidos y la harina de maíz.
  2. Agrega la cebolla picada, los tomates picados, el ajo picado y el chile fresco (si lo estás utilizando) a la mezcla en el tazón. Mezcla bien todos los ingredientes secos y húmedos.
  3. Agrega gradualmente agua al tazón, mientras mezclas con las manos, hasta obtener una masa espesa y maleable. Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien incorporados.
  4. Calienta el aceite vegetal en una sartén grande a fuego medio-alto.
  5. Forma pequeñas bolas con la masa de chikanda y aplánalas ligeramente para darles forma de tortitas.
  6. Coloca las tortitas de chikanda en la sartén caliente y cocínalas durante aproximadamente 3-4 minutos por cada lado, o hasta que estén doradas y crujientes.
  7. Retira las tortitas de chikanda de la sartén y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  8. Sirve el chikanda caliente como plato principal o como aperitivo. Puedes acompañarlo con una salsa picante o una guarnición de tu elección.

El chikanda es una comida tradicional de algunas regiones de África, como Zambia y Malawi. Recuerda que el polvo de raíz de orchid es un ingrediente clave en esta receta y puede ser difícil de encontrar en algunas áreas fuera de África. ¡Disfruta de tu chikanda!