Caldo de pescado, una deliciosa sopa que resalta los sabores del mar:

Ingredientes:

  • 500 gramos de pescado blanco (como merluza, mero o bacalao), limpio y cortado en trozos
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 pimiento verde, picado
  • 2 tomates maduros, pelados y picados
  • 1 zanahoria, cortada en rodajas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 1 litro de caldo de pescado o agua
  • 1/4 taza de vino blanco (opcional)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco picado para decorar

Instrucciones:

  1. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla, el ajo y el pimiento verde, y cocínalos hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.
  2. Añade los tomates picados a la olla y cocina por unos minutos hasta que se ablanden.
  3. Agrega los trozos de pescado a la olla, seguidos de la zanahoria, la hoja de laurel y la ramita de perejil. Vierte el caldo de pescado o agua en la olla. Si deseas, puedes agregar también el vino blanco.
  4. Lleva el caldo a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina a fuego lento durante unos 20-30 minutos, o hasta que el pescado esté tierno y se desmenuce fácilmente.
  5. Retira los trozos de pescado de la olla y desmenúzalos con un tenedor, eliminando cualquier piel o espinas que puedan haber quedado. Vuelve a colocar el pescado desmenuzado en el caldo.
  6. Sazona el caldo de pescado con sal y pimienta al gusto. Prueba y ajusta los condimentos según tus preferencias.
  7. Sirve el caldo de pescado caliente, decorado con perejil fresco picado por encima.

Puedes acompañar el caldo de pescado con pan tostado, arroz blanco o croutones. ¡Disfruta de esta reconfortante sopa de mariscos!