Boule, que es un tipo de pan redondo y crujiente. A continuación, te presento los pasos para hacerlo:

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 10 gramos de sal
  • 7 gramos de levadura seca activa
  • 350 ml de agua tibia

Instrucciones:

  1. En un tazón grande, mezcla la harina y la sal. Haz un pequeño hueco en el centro de la mezcla.
  2. En otro recipiente, disuelve la levadura en el agua tibia y revuelve suavemente. Deja reposar durante unos minutos hasta que la levadura esté activada y se forme una espuma en la superficie.
  3. Vierte la mezcla de levadura en el hueco que hiciste en la harina. Comienza a mezclar los ingredientes con una cuchara de madera o una espátula hasta que se forme una masa pegajosa.
  4. Una vez que la masa esté lo suficientemente espesa como para manipularla, colócala en una superficie ligeramente enharinada y comienza a amasarla. Continúa amasando durante aproximadamente 10 minutos, o hasta que la masa esté suave y elástica.
  5. Forma la masa en una bola y colócala en un tazón ligeramente engrasado. Cubre el recipiente con un paño limpio y deja que la masa repose en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.
  6. Mientras tanto, precalienta el horno a 220 grados Celsius.
  7. Una vez que la masa haya fermentado, transfiérela a una bandeja para hornear previamente enharinada o a una olla de hierro fundido. Haz unos cortes en la parte superior del pan con un cuchillo afilado.
  8. Hornea el pan en el horno precalentado durante unos 30-35 minutos, o hasta que esté dorado y crujiente. Si estás utilizando una olla de hierro fundido, asegúrate de precalentarla en el horno antes de colocar la masa en ella.
  9. Una vez que el pan esté listo, retíralo del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla antes de cortarlo.

¡Y ahí lo tienes! Una deliciosa Boule lista para disfrutar. Puedes servirla tal cual o acompañarla con mantequilla, aceite de oliva o cualquier otro aderezo de tu elección. ¡Buen provecho!