Asida, un delicioso postre tradicional del norte de África. La Asida es un tipo de pan dulce que se puede disfrutar con miel, mantequilla, leche o cualquier otro acompañamiento de tu elección. A continuación, encontrarás los pasos para prepararlo:

Ingredientes:

  • 2 tazas de sémola de trigo duro
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 taza de leche
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • Miel (opcional)
  • Canela en polvo (opcional)

Instrucciones:

  1. En una olla grande, combina el agua, la leche, el azúcar, la sal y la mantequilla. Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio-alto, revolviendo constantemente para asegurarte de que el azúcar y la sal se disuelvan completamente.
  2. Una vez que la mezcla esté hirviendo, reduce el fuego a medio-bajo y agrega lentamente la sémola de trigo duro mientras revuelves constantemente. Asegúrate de esparcir uniformemente la sémola en la mezcla para evitar grumos.
  3. Continúa cocinando la mezcla a fuego medio-bajo durante unos 10-15 minutos, revolviendo constantemente. La masa de asida debe volverse densa y separarse de los lados de la olla.
  4. Retira la olla del fuego y deja reposar la asida durante unos minutos para que se enfríe un poco. Luego, transfiere la asida a un plato de servir grande y aplástala suavemente con las manos o una cuchara de madera para formar una especie de pan redondo.
  5. Si deseas, puedes rociar la asida con miel y espolvorear un poco de canela en polvo por encima para darle un toque dulce y aromático adicional.
  6. Sirve la asida caliente o a temperatura ambiente. Puedes cortarla en porciones individuales y disfrutarla con más miel, mantequilla, leche o cualquier otro acompañamiento de tu preferencia.