Acarajé, un plato tradicional de la cocina brasileña:

Ingredientes para los Acarajés:

  • 500 gramos de frijoles carioca (frijoles negros) secos
  • 2 cebollas grandes (picadas finamente)
  • 4 dientes de ajo (picados)
  • 2 chiles rojos (opcional, para darle un poco de picante)
  • Aceite de palma (o aceite vegetal) para freír
  • Sal al gusto

Ingredientes para el relleno:

  • 500 gramos de camarones (pelados y desvenados)
  • 2 cebollas grandes (picadas finamente)
  • 2 tomates (picados)
  • 4 dientes de ajo (picados)
  • Jugo de limón
  • Hojas de lechuga o col rizada (opcional)
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto

Instrucciones:

  1. Deja los frijoles carioca en remojo durante al menos 8 horas o toda la noche. Luego, escúrrelos y retira la piel si es necesario.
  2. En un procesador de alimentos, tritura los frijoles remojados hasta obtener una masa suave. Si es necesario, agrega un poco de agua para ayudar a la trituración. Agrega sal al gusto y mezcla bien.
  3. En una sartén grande, calienta suficiente aceite de palma o aceite vegetal a fuego medio-alto para freír los Acarajés.
  4. Con una cuchara grande, toma una porción de la masa de frijoles y dale forma redonda, presionándola ligeramente para aplanarla. Repite este proceso hasta que hayas utilizado toda la masa.
  5. Fríe los Acarajés en el aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes por fuera. Retíralos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  6. Mientras tanto, prepara el relleno de camarones. En una sartén aparte, calienta un poco de aceite y añade las cebollas picadas y los ajos. Cocina hasta que las cebollas estén tiernas y translúcidas.
  7. Agrega los camarones a la sartén y cocina hasta que estén rosados y completamente cocidos. Añade los tomates picados y saltea por unos minutos más. Sazona con sal, pimienta negra y un chorrito de jugo de limón al gusto.
  8. Para armar los Acarajés, corta los bollos por la mitad y rellénalos con la mezcla de camarones. Si deseas, puedes agregar también hojas de lechuga o col rizada para darle un toque fresco y crujiente.